Ladies & Ladies

Mitos y verdades sobre la píldora anticonceptiva

ACTUALIDAD | 19 de agosto de 2020

Hace un tiempo publicamos en nuestro Facebook la historia de Sarah Belén, psicóloga y sexóloga, que quiso poner de manifiesto, con tan solo una imagen, el sacrificio que tienen que hacer las mujeres para tomarse la píldora anticonceptiva, en comparación con los hombres.

Sarah Belén Instagram

A raíz de los comentarios que recibimos, nos dimos cuenta de dos cosas:

1. Que no quedó claro que la crítica de Sarah no es hacia la píldora, si no hacia la excusa de que los hombres no pueden tener una píldora como método anticonceptivo.

2. Que aún existe gente que se cree las mentiras que circulan respecto a este fármaco.

Por eso, hemos decidido aclarar un poco las cosas.

pildora anticonceptiva

La primera vez que se usó la píldora anticonceptiva fue en los años 60 en EEUU, y a finales de los 70 cuando se legalizó en España (más exactamente en 1978). Desde los primeros anticonceptivos hormonales se ha avanzado bastante y se han conseguido minimizar muchos de los efectos adversos que fueron más comunes entre las primeras mujeres que utilizaron la píldora. Sin embargo, aún pesa cierta ‘leyenda negra’ sobre este medicamento.

Puede costar más quedarse embarazada

Según Ruth Aguiar Couto, ginecología del Hospital Quironsalud A Coruña, esta afirmación no es correcta. “La cantidad de tiempo necesaria hasta que una mujer vuelve a ser completamente fértil después de dejar de usar un método anticonceptivo hormonal varía para cada mujer y depende del método anticonceptivo usado. Pero alrededor de un 50% de las mujeres quedan embarazadas en los primeros tres meses después de dejar de tomar la píldora anticonceptiva, y la mayoría de las mujeres quedan embarazadas dentro de los primeros doce meses”. También hay que tener en cuenta que la fertilidad se reduce gradualmente con la edad.

Además, no existe riesgo de aborto espontáneo o problemas fetales si te quedas embaraza justo después de dejar de tomar los anticonceptivos orales.

Las mujeres que toman la píldora tienen más riesgo de trombosis

La doctora Aguiar explica que, actualmente, se han reducido las dosis de estrógenos y gestágenos en la composición de la píldora anticonceptiva, lo que provocaba antiguamente más riesgo cardiovascular en las mujeres que la tomaban. Por eso ahora se han disminuido mucho estos efectos secundarios, aunque tienen la desventaja de que regulan peor el ciclo, y esta es la causa de los sangrados intermenstruales.

La píldora anticonceptiva produce sangrado intermenstrual

Ruth Aguiar lo clara: “El sangrado es más frecuente con las píldoras de dosis continua o de ciclo extendido, que puede experimentarse en aproximadamente un 50% de las mujeres durante los tres primeros meses de uso. Pasado este tiempo el porcentaje de mujeres que lo presentan se reduce al 10%”.

La pildora te hace engordar

La píldora te hace engordar

“Es importante aclarar que lo que se puede producir es retención de líquidos (no de grasa) en los primeros meses”, aclara la ginecóloga “pero la tendencia habitual es la normalización tras los tres primeros meses de uso”.

Existen decenas de estudios realizados para intentar desmitificar la relación entre el aumento de peso y el uso de anticonceptivos hormonales. Los cuales demuestran que las mujeres pueden engordar o adelgazar debido a múltiples factores (cambios en el estilo de vida, dieta inadecuada, disminución de actividad física), estén tomando o no anticonceptivos hormonales.

Las mujeres mayores de 35 años no pueden tomar la píldora

Tradicionalmente se limitaba el uso de los anticonceptivos hormonales a las mujeres jóvenes, por el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, estos riesgos también se han minimizado y, como nos recuerda Aguiar, “se ha ampliado el límite de edad para que puedan usarlos mujeres mayores de 35 años, siempre y cuando no existan contraindicaciones”.

anticonceptivos

Hay que recordar que SIEMPRE, SIEMPRE, antes de automedicarse o suponer cosas, hay que consultar con un médico especialista. Además, cada mujer, cada cuerpo, es distinto, así que no siempre los efectos serán los mismos en todas. Por eso, aunque los principales efectos secundarios que sí se han demostrado sean (además del manchado intermenstrual y la retención de líquidos que ya hemos visto) náuseas, disminución de la libido, dolor de cabeza, y sensibilidad y aumento de volumen de las mamas, no hay que olvidar que son muchos otros los efectos positivos que genera la píldora (y no solo su eficacia anticonceptiva) como regular el ciclo menstrual (sobre todo en pacientes con desequilibrios por ovarios poliquísticos), minimizar los dolores e incluso cada vez más se receta para combatir el acné, para proteger frente a quistes ováricos, problemas endometriales o cáncer de ovario y colon.

Cuida tu salud mental

Encuentra la ayuda que necesitas.
Porque es importante estar bien interiormente.

¿Conoces nuestro CLUB?

Películas, debates, radio... ¡y mucho más!

*Solo para mujeres

Y todos los viernes... ¡Película nueva!

¡Somos una comunidad
con más de 200.000 seguidoras!

Síguenos en Facebook

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba